Llevo varios años yendo todos los veranos a Ibiza, Eivissa, o el paraíso en la tierra como lo llaman algunos. Muchas veces me han pedido consejo sobre qué ver o hacer en la isla. Por eso me he decidido a escribir esta guía.

Pero en vez de escribir una parrafada, o una checklist, voy a haceros unas preguntas:

¿Eres deportista?

Correr, patinar o bien montar en bicicleta por el camino de Botafoch.

Si te agrada el plan, Ibiza es conocida por ser un sitio abierto, lleno de múltiples etnias y, por consiguiente, de diferentes carácteres.

Diferentes incendios han acabado con una gran parte de su valor a nivel artístico (pinturas murales y también libros), y con algunas zonas de bosque donde era ideal irse de ruta en bici. Pero todavía quedan muchos lugares donde hacer deporte.

Obviamente, por sus grandes playas tiene buenas condiciones para efectuar deportes acuáticos.

Pero si quieres nadar de forma más relajada, ve a la gruta de Ses Fontanelles. Esta cala es lo más semejante a una típica piscina de urbanización.

¿Quieres conocer gente nueva en tus vacaciones a este paraíso?

Te aseguro  que, por más que seas la persona más retraída o bien antisocial del planeta, vas a hacer amigos.

La isla de Eulália, es conocido tradicionalmente por su movida hippy. Es el sitio ideal para disfrazarte de hippie y danzar ‘love is in the air’ en la Flower Power. ¡Suelta la melena!

Desde el centro de Ibiza, puedes coger un autobús o bien un taxi, que te va a costar unos quince o veinticinco euros, respectivamente.

Preservada natural sin construcciones, sus dunas y aledaños son reserva natural. Dispone de un buen aparcamiento y embarcadero. Gozará de una fantástica vista de la zona vieja. Y si te entra hambre, cómete un bocadillo de jamón en el Cánido Costa.

Recuerda que se puede acceder a ibiza desde otras islas baleares.

¿Dónde darme un ‘bañito’?

No es ideal que vayas a las playas principales de Ibiza si no te gustan los sitios muy abarrotados, hay muchas calas en las que suele haber poca gente.

La Cala Llonga cuenta con doscientos metros de extensión y cien metros de ancho, ofreciendo a los bañistas extensas zonas donde poder estar de ‘relax’.

Los mercadillos son el sitio ideal para adquirir recuerdos originales. Una explosión de lonas y colores que va a hacer las exquisiteces de los visitantes. Así que bien sabes, hay otra ibiza al margen de la fiesta, aunque no te lo imaginaras.

En el siguiente vídeo de ABCViajes nos muestran los mejores lugares que ver:

¿Qué comer obligatoriamente?

Como en todos los sitios tan turísticos, hay cientos de restaurantes de todo tipo de comida. Pero sólo voy a recomendar una parada obligatoria: Probar el pescado fresco en el puesto ‘clandestino’ de Sa Punta (absolutamente nadie sabe su auténtico nombre).